En el siguiente informativo conocerás acerca de la importancia que tiene la crianza en el desarrollo de los niños y niñas, cuáles son los posibles desafíos y cómo poder afrontarlos para tener procesos de educación más amigables.

Importancia de la crianza en el desarrollo infantil

La crianza consiste en el proceso que permite proporcionar cuidados necesarios al niño o niña para su desarrollo y crecimiento, donde se deben cubrir necesidades propias tales como:

  • Construir y mantener vínculos afectivos estables.
  • Promover el proceso de independencia.
  • Brindar protección ante enfermedades u otras circunstancias que puedan poner en peligro la integridad física y emocional.
  • Necesidad de socialización y aprendizajes que le permitirán desarrollar autonomía.

El proceso de la crianza es acompañado usualmente por una red de apoyo primaria conocida como familia, quienes brindan tiempo y esfuerzo tanto físico como emocional para el desarrollo de todo niño o niña en sus primeros años de vida y que tendrán una influencia en su desarrollo en la adultez.

¿Cuáles son los principales desafíos de la crianza?

Criar niños y niñas puede ser un proceso satisfactorio al momento de identificar logros y aprendizajes, sin embargo, también puede estar acompañado de tareas complejas y demandantes. Entre algunos desafíos de la crianza se puede encontrar:

Hijos versus celular: algunas investigaciones resaltan que los padres y madres que utilizan de forma excesiva sus celulares u otros aparatos electrónicos frente a sus hijos, tienden a identificar comportamientos más desafiantes en sus hijos e hijas como respuesta a querer obtener más atención debido a que la capacidad de respuesta se enlentece.

Seguir instrucciones: en general, los niños y niñas tardan en realizar una actividad que es solicitada por sus cuidadores. Esta es una forma saludable en la que desean demostrar control y autonomía sobre sus conductas y manejo del tiempo. Sin embargo, cuando esta se vuelve conflictiva, es recomendable usar indicaciones simples, breves y claras, centradas en pedir lo necesario y evitando dar indicaciones en forma de pregunta como, por ejemplo: “¿puedes caminar más despacio?”, puede llegar a ser confuso, en su lugar decir “caminá despacio, por favor”.

Elogios para reconocer buenas conductas: la atención positiva y el uso de elogios promueve el desarrollo de nuevas habilidades y autoimagen positiva. Es relevante mencionar que, dentro de esta, también es importante no solo reconocer conductas sobresalientes, sino también actividades pequeñas del día a día como, por ejemplo: recoger sus juguetes, levantar el plato de la mesa, jugar de forma tranquila, entre otras. Esto refuerza los límites y fortalece los vínculos afectivos y la seguridad.

Manejo de crisis emocionales (berrinches): generar condiciones que faciliten la expresión, validación y vivencia de emociones favorece a la gestión de forma adecuada de estas. Mantener canales de comunicación afectiva y sensible permite afrontar situaciones que pueden ser difíciles. Es fundamental reconocer las emociones por sus nombres, evitando tener una posición de autoridad para generar espacios de confianza.

Puedes conocer más acerca de otros desafíos actuales en el siguiente enlace: http://bit.ly/3XRE636

¿Cómo afrontar los desafíos en la crianza?

  • Crea una red de apoyo, la crianza puede ser agotadora, es por ello que es bueno preguntarse: ¿con quién puedo contar cuando necesito que alguien cuide de mi hijo o hija?, ¿a quién puedo recurrir cuando me siento sobrepasado o sobrepasada?, ¿quién puede apoyarme cuando hay algo que no sé o me genera dudas respecto a la crianza?, ¿a quién puedo llamar si ocurre algo grave?
  • Establece espacios y momentos disfrutar, compartir responsabilidades puede ser favorecedor para evitar la sobrecarga de exigencias. Planificar o dividir algunas labores con otros miembros de la familia o la pareja simplifica la rutina del día a día.
  • Vincular con otras familias que estén pasando por situaciones similares, compartir experiencias puede ser beneficioso para aprender, escuchar puede ser un proceso enriquecedor para la búsqueda de soluciones y otros puntos de vista.
  • Involucrarse en actividades del centro educativo, esto permite ampliar la red de apoyo con el colegio, escuela, o jardín infantil y también permite conocer otras familias con quienes poder conectar dentro de este ambiente educativo.
  • Informarse y actualizarse: como bien se menciona, ser padre o madre es un proceso que no tiene instrucciones, es por esto que conocer y orientarse desde la perspectiva de profesionales o sitios oficiales puede ser de apoyo. En el siguiente enlace podrás encontrar recursos digitales sobre la crianza http://bit.ly/3KhVKtB 

Más información de apoyo

  • Para conocer información sobre la crianza o disciplina positiva puedes acceder al siguiente enlace: http://bit.ly/3FmDNpB
  • También podrás encontrar algunas estrategias de apoyo para manejar comportamientos desafiantes durante la niñez y la adolescencia http://bit.ly/3IhCrPZ 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224 , Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta