hero-header

En este informativo encontrarás información sobre cuáles pueden ser los efectos que niños y niñas pasen por eventos que son estresantes.

Todos los niños y niñas van a sentir estrés a lo largo del tiempo. El estrés es una respuesta normal a los cambios y retos, y la vida está llena de ellos desde la infancia. Generalmente, se piensa que el estrés es algo negativo, pero en realidad el estrés es importante para prepararnos, adaptarnos y protegernos. En la niñez se experimenta estrés cuando algo que les importa está en riesgo, como por ejemplo su seguridad. Y puede tener sus beneficios.
¿Cuáles son los beneficios del estrés?

El estrés en dosis pequeñas y con el apoyo adecuado, puede ser un impulso positivo. Brinda las herramientas y bases para enfrentar cambios o peligros a lo largo de la vida en la adultez. También prepara para desarrollar las habilidades necesarias para alcanzar una meta. Este tipo de estrés positivo permite que los niños y las niñas tengan fortalezas que reciben el nombre de resiliencia.

Hay un tipo de estrés que puede activarse ante acontecimientos vitales.

¿Cuáles pueden ser algunos ejemplos de acontecimientos vitales?

  • Tener una enfermedad que involucra estar mucho tiempo en el hospital.
  • Una cirugía.
  • Mudarse a un nuevo lugar.
  • Separación de los padres.
  • Muerte de un ser querido (incluye mascotas)
  • Desastre natural, etc.

Tal vez sientan estrés de forma intermitente por unos días, semanas o incluso meses, pero con el apoyo necesario de un ser querido, pueden adaptarse y llegar al equilibrio.

¿Qué puedes hacer como cuidador/a para brindar el apoyo necesario?

  • Habla sobre cómo será la situación y céntrate en los aspectos positivos realistas.
  • Hazle preguntas para saber qué piensan.
  • Permite, en la medida de lo posible, que los niños y niñas opinen sobre los planes.
  • Escucha activamente lo que dicen y cómo se sienten.
  • Si están estresados/as, hazles saber que es normal y que pueden enfrentar esta situación.
  • Recalca que estarás con ellos para lo que necesiten.

También pueden pasar porestrés crónico, el cual es un poco más complejo porque puede extenderse por mucho tiempo y generar malestar.

¿Qué es el estrés crónico?

Cuando los acontecimientos vitales duran más que unas pocas semanas o un par de meses y se prolongan en el tiempo. El estrés crónico es complejo para los niños/as si no desaparece ni por un minuto o si no cuentan con el apoyo que necesitan o las habilidades para afrontar la situación y contrarrestar el estrés. Si no hay alguien que les brinde apoyo, su cuerpo podría mal adaptarse y no habría un control de cuándo apagar el mecanismo del estrés, lo que generaría problemas incluso cuando la situación estresante ya haya desaparecido.

¿Qué puedes hacer como cuidador/a para brindar el apoyo necesario?

  • Ayúdales a sentirse seguros/as, amados/as y cuidados/as. Esta es la mejor manera de contrarrestar el estrés. Sentirte cerca de él o ella y saber que lo amas y aceptas es más importante que nunca.

  • Ofréceles rutinas. Como el mismo horario de acostarse para dormir, comer juntos o estar con ellos después de la escuela. Las rutinas proporcionan ritmo, control y seguridad, y permiten que sepan que hay cosas con las que pueden contar.

  • Enséñales habilidades para afrontar las situaciones. Los niños y niñas se sienten mejor cuando saben que hay cosas que pueden hacer por sí mismos para disminuir el estrés. Los niños de cualquier edad pueden aprender a respirar con calma y a meditar, así como a poner en práctica lo aprendido. También pueden aprender muchas otras habilidades.

  • Ayúdales a dejar de sentir estrés por un momento. Puedes hacerlo a través del juego, dibujo o pintura, pasar tiempo al aire libre, leer un cuento, etc. Estas actividades no son tan solo una diversión, ayudan a los niños y niñas a sentir emociones positivas que contrarrestan el estrés.

El último tipo de estrés puede llegar a ser el más dañino, ya que hay estudios que indican que pasar expuesto a dosis prolongadas e intensas en la niñez pueden generar daños en la salud física y mental en la adultez. Se trata delestrés tóxico.

¿Qué es el estrés tóxico?

Este es el estrés que acompaña a los acontecimientos traumáticos graves, intensos o repentinos. Los traumas, como los accidentes o las lesiones graves, el abuso o la violencia, pueden desencadenar este tipo de estrés.

Los cuidadores o responsables pueden intervenir para proteger a sus hijos/as cuando saben que están siendo maltratados o acosados. Pero no siempre es posible protegerles de todos los tipos de traumas. Si los niños y niñas sufren estrés traumático, los padres pueden ayudarlos a recibir la atención y el cuidado que necesitan para recuperarse.

¿Qué puedes hacer como cuidador/a para brindar el apoyo necesario?

  • Bríndeles mayor apoyo y cariño. Estar para escucharlos y hablar. Permíteles saber que están seguros. Valida sus sentimientos y acéptelos. Hazles saber que, con el tiempo, se sentirán mejor.

  • Pasen tiempo positivo juntos. Anímalos a hacer cosas que disfruten. Pueden ser cosas que hagan juntos o que ellos quieran hacer solos, como, por ejemplo, jugar o dibujar. Estas actividades despiertan emociones positivas capaces de contrarrestar parte del estrés que dejó el trauma.

  • Infórmate más sobre cómo es el trauma. Puedes leer más al respecto en el siguiente enlace: http://bit.ly/3Q62sDO 

  • Dales la oportunidad de hacer uso de sus fortalezas en su vida diaria. Los traumas y el estrés pueden hacer que los niños y niñas se sientan vulnerables, ansiosos o inseguros. Saber qué pueden hacer y quiénes son puede ayudarlos a sentirse fuertes y con confianza.

  • Busca ayuda profesional. Será importante acudir a terapia para tener una guía de como sanarse del estrés traumático. Los cuidadores son una pieza fundamental en la terapia para aprender cuál es la mejor forma de ayudar a los niños y niñas. Puedes encontrar algunas opciones de atención psicológica gratuitas en el siguiente enlace: https://bit.ly/3CbXOhR 


Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.


Fuentes de consulta:

  • Lyness, D. (2022) Kids Health: Estrés infantil: Cómo pueden ayudar los padres.

  • Burke. Nadine. (2001). El Pozo más profundo. Sanar los efectos a largo plazo de las experiencias infantiles adversas.