hero-header

En este informativo encontrarás información relacionada a las desventajas que las niñas y los niños estén expuestos a dispositivos electrónicos.

Hoy en día es bastante fácil tener al alcance cualquier dispositivo electrónico, sobre todo de un teléfono inteligente. Las nuevas generaciones están más familiarizadas con este tipo de tecnología y pueden acostumbrarse a su uso a un punto que no es beneficioso. Incluso los padres y madres de familia usan un teléfono o tablet como una forma de entretener o calmar a sus hijos e hijas.

Consecuencias del uso de tecnología en niños y niñas.

  • Afecta la atención: entre más estímulos tenga frente a la pantalla va a ser menos la cantidad de atención que pueda tener el niño o niña. Es mucho más perjudicial si es menor de 3 años porque aún hay ciertas partes de su cerebro que están en formación y puede perjudicar su desarrollo.
  • Problemas de aprendizaje: el contenido de la pantalla puede ser un distractor y dificulta para que presten atención en las tareas que se les han asignado o a nuevas habilidades que puedan aprender.
  • Incremento de rabietas: sobre todo, en los más pequeños/as cuando se trata de establecer límites con el uso de las pantallas y aún quieren continuar usándolas. Es importante tomar en cuenta que entre más pequeño o pequeña se esté, tendrán mayor problema para regular sus emociones. Pueden mostrar llantos descontrolados o comportamientos agresivos.
  • Sedentarismo: pasar horas frente a la computadora o sentado jugando en el celular o la tablet imposibilita que el niño o niña explore a su alrededor y desarrolle habilidades con su cuerpo. Además de esto, la actividad física es importante para su salud física. Si el sedentarismo está unido a una mala alimentación también puede provocar obesidad infantil que podría traer otras enfermedades a temprana edad.
  • Adicción: la utilización de dispositivos electrónicos, introducen al niño en un ciclo de recompensa a través de la producción de la dopamina, conocida como la hormona de la felicidad. El problema es que, a una edad tan temprana, aún no tienen la capacidad de controlar su comportamiento, lo cual crea una fascinación que se transforma luego en adicción.
  • Afecta las habilidades para socializar: pasar mucho tiempo frente a la pantalla limita la capacidad de establecer nuevas relaciones e interacciones con los/as demás incluso para los adultos y adultas. Para un niño o una niña puede significar crecer sin desarrollar adecuadamente la habilidad de interactuar con otros/as que es indispensable para poder ser funcional en la adultez.
  • Trastornos del sueño: el químico que nos ayuda a dormir, llamado melatonina, es producida por la glándula pineal en nuestro cerebro. Se produce en la noche y en la oscuridad. Esta producción puede verse afectada si hay variaciones de luz. Al estar frente a la luz reflejada por estos dispositivos electrónicos hace que se reduzca o se paralice la emisión de esta hormona del sueño.

De acuerdo con Carina Castro, especialista en neuropsicología pediátrica, dormir bien determinará cómo se van a sentir al día siguiente los niños y las niñas, cómo van a aprender, cómo se van a desenvolver en su día a día. Y considera que las pantallas pueden ser ladronas del sueño.

¿Qué puedes hacer para que los niños y niñas no abusen de la tecnología?

  1. No le des ningún dispositivo a niños/as menores de dos años.
  2. Evita usar la tecnología para calmar emocionalmente. Enséñales a cómo identificar y expresar sus emociones fuertes de una forma creativa a través de juego o dibujo.
  3. Haz actividades al aire libre. Es importante hacer juegos que involucren correr, saltar, explorar un entorno. Puede ser en tu patio o en un parque.
  4. Pon límites y anima a tomar tiempo de recreo. Puedes establecer un tiempo para descanso que incluya cualquier actividad divertida que sea del gusto de ellos. Puede ser un juego, leer un cuento o dibujar.
  5. Restringe el uso de dispositivos antes de dormir. Si los niños y niñas usan un tiempo limitado de su computadora o teléfono para alguna actividad escolar, evita que el uso de sea antes de irse a dormir.
  6. Sé un buen ejemplo. La mayor parte del aprendizaje en la niñez se da a través del modelaje de personas adultas a su alrededor. Es importante que como cuidador o cuidadora limites el uso de dispositivos delante de los niños y niñas.
  7. Haz cambios poco a poco. Si ya has observado que el niño o la niña tiene una adicción necesitará desconectarse progresivamente. Si le quitas las pantallas bruscamente, aumentará la ansiedad infantil en vez de mejorarla.
  8. Busca ayuda psicológica. Si consideras que la situación se ha salido demasiado de control y necesitas de más orientación, puedes buscar de apoyo profesional. Puedes ver algunas opciones de atención psicológica gratuitas en el siguiente enlace: https://bit.ly/3CbXOhR 

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes escribirnos por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.


Fuentes de consulta:

  • Fundación Niñez Primero: Conferencia sobre 5 Factores determinantes en la salud mental de los niños y adolescentes impartida por Carina Castro Fumero, neuropsicóloga pediátrica. (Agosto 2022)
  • Centro Médico MAIPOSALUD: Niños y el exceso de tecnología. Un daño silencioso.