hero-header

En esta nota informativa podrás conocer sobre la violencia de género y algunos mitos que llevan a normalizarla.

La violencia de género ocurre generalmente dentro de las relaciones. No solo las de convivencia, sino todas aquellas donde exista o haya estado una relación, ya sea noviazgo, amistad o casual. Los mitos sobre la violencia de género se extienden como rumores y se pueden convertir fácilmente en una creencia de toda una comunidad o generación, creando muchas veces daños irreparables.

A continuación, te mostraremos algunos mitos. Entender los argumentos puede ser de utilidad para prevenir la violencia de género:

Si una mujer aguanta la violencia es porque quiere.

No sigue porque quiere estar sometida. Continúa porque no ve otra salida y cree que él cambiará, porque recuerda que una versión de él no era violenta. Desconoce adónde acudir, siente vergüenza y considera que para sus hijos/as (si tiene) es mejor aguantarse. No se trata de querer, sino de un ciclo del que es difícil salir, puedes encontrar más información sobre este tema en el siguiente enlace: https://bit.ly/3GGAbAI 

La violencia contra las mujeres la ejercen hombres que tienen problemas de salud mental o de adicciones como el alcohol o las drogas.

Si bien es cierto que el alcohol y las drogas puede desinhibir a las personas, la agresión nace de un pensamiento e ideología interna de cada persona. Los hombres que ejercen violencia machista no están locos ni son adictos, simplemente son hijos sanos de una sociedad patriarcal. Han aprendido bien que el hombre es superior y la mujer debe ser sumisa.

Ella lo provocaba, algo habrá hecho.

La persona machista utiliza la violencia para corregir comportamientos, sin embargo, nada debería justificar la violencia. En ocasiones la violencia extrema ocurre cuando la mujer busca la separación.

La violencia de género se da en situaciones de marginalidad.

La condición económica no tiene relación directa con la posibilidad de ejercer violencia. Puede ocurrir en familias de escasos recursos como en aquellas de alto nivel económico. Estos comportamientos se basan en usar la violencia para solucionar problemas afectivos o personales.

Parece mentira que la haya matado, siempre saludaba, es un buen hombre.

No siempre se muestra la violencia con las amistades, conocidos o incluso demás familiares. Un maltratador no tiene por qué parecer mala persona. Su objetivo es la sumisión absoluta de su pareja o la venganza si su expareja decidió ya no estar con él.

También hay mujeres que maltratan a hombres.

La violencia ejercida por el hombre se visualiza como normal y es aceptada por la sociedad, historia y religión. Aún se fomenta en mensajes religiosos, políticos, culturales y sociales.

No todos los hombres son violentos.

La prevención de la violencia no busca culpabilizar ni victimizar grupos, sino que se busca aprender otra manera de ser hombres, donde no se incluya ejercer violencia, que se eduquen en la igualdad y equidad, no en relaciones de poder.

Al continuar replicando estas frases o ideas, solamente se contribuye a que la violencia hacia la mujer continúe sucediendo. La prevención de la violencia contra la mujer debe venir desde el ámbito social, político, religioso, cultural e incluso económico.

Otra información relacionada

  • Puedes leer más sobre la violencia de género en el siguiente enlace: https://bit.ly/3WxYian 
  • También si deseas identificar qué ruta seguir si estás experimentando algún tipo de violencia, puedes ingresar a: https://bit.ly/3VR0pF1 

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

__________________________________________________________

Fuentes de consulta: