hero-header

En el siguiente informativo encontrarás información sobre cuáles son los tipos de maltrato hacia el adulto mayor y diferentes formas de buenos tratos.

Para comprender el buen trato hacia una persona adulta mayor es importante reconocer qué conductas son consideradas como maltrato, ya que algunas de ellas pueden verse como normal. En ocasiones, las personas mayores pueden ser vistas como frágiles, débiles y dependientes.

La Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores (OEA, 2015), define el maltrato hacia los adultos/as mayores como la acción u omisión, única o repetida, contra una persona mayor que produce daño a su integridad física, psíquica y moral y que vulnera el goce o ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales, independientemente de que ocurra en una relación de confianza.

¿Cuáles son los tipos y formas de maltrato o abuso hacia una persona adulta mayor?

Maltrato directo – individual

  1. Abuso emocional o psicológico: incluye gritos, reproches, amenazas, insultos, intimidación y humillación (Sirlin, 2008).
  2. Abuso físico: Incluye agresiones tales como golpear, abofetear, patear, atar, sacudir, pellizcar, empujar, pinchar, etc.
  3. Negligencia: está relacionado con dejar solas a las personas adultas mayores, asiladas u olvidada. También en no proporcionarles alimentación o atención médica, negarles o limitarles la administración de medicamentos.
  4. Abuso financiero: es el uso ilegal, sin el permiso de su dinero, propiedades, rentas, propiedades o recursos de una persona adulta mayor.
  5. Abuso sexual: contacto sexual de cualquier tipo no consentido con una persona adulta mayor.
  6. Abandono: es cuando el/la cuidador/a o familiar deja, a propósito, de cumplir con la responsabilidad de cuidado de una persona adulta mayor incapaz de atender sus propias necesidades.

Maltrato indirecto – social.

  1. Viejismo: se caracteriza por la discriminación contra personas adultas mayores basada en la creencia de que en la vejez las personas son menos atractivas, capaces, inteligentes y productivas.
  2. Infantilismo: es la creencia que las personas adultas mayores vuelven a ser niños y hay que tratarlos como tales. El riesgo es que la persona adulta mayor puede creérselo.
  3. Maltrato cultural: se relaciona a que hacen pensar que comportamientos violentos hacia las personas de la tercera edad son “normales”.

¿Cómo es dar buen trato?

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (2016) elaboró un documento conocido como “Decálogo para el buen trato a las personas mayores”. A continuación, te compartimos las recomendaciones mencionadas:

Respeta sus derechos y cumple con tus deberes. Respeta los derechos de las personas mayores sin discriminar por edad, enfermedad, dependencia o discapacidad, ideología, nivel cultural o económico, creencia religiosa o lugar de residencia.

Cumple con los principios bioéticos. No dañes la integridad de la persona de la tercera edad. Promueve la independencia o la capacidad de tomar decisiones por sí mismo/a.

Garantiza el bienestar y su calidad de vida. Ten las condiciones adecuadas para el cuidado de la persona de la tercera edad.

Informa, comunica, valora. Escucha, pregunta, y valora lo que transmite la persona mayor. También Asegúrate que ha comprendido la información que le has compartido.

Preserva la identidad y dignidad personal. Respeta la opinión, costumbres y hábitos de la persona mayor, siempre y cuando sean saludables. También ofrece ayuda, brinda alternativas y permite la toma de decisiones propias a las personas adultas mayores.

Adapta y refuerza. Ten en cuenta la situación de salud en su más amplio sentido: en las áreas clínica, funcional, mental, emocional, sensorial, social, familiar y espiritual. Valora los logros y motiva a las personas mayores para realizar actividades por sí mismas.

Forma, anima a aprender. Promueve el envejecimiento saludable y activo. También fomenta la prevención de la dependencia. Valora sus enfermedades y necesidades, reconoce sus capacidades y explora sus preocupaciones, miedos y otras características.

Proporciona acompañamiento y presencia. Evita situaciones de aislamiento. Ofrece tiempo para disfrutar y compartir.

Facilitar el acceso a las nuevas tecnologías. Ayuda a la persona adulta mayor a aprender a usar dispositivos electrónicos, como, por ejemplo: un teléfono inteligente, tableta, computadora. Así como, promueve el uso responsable y seguro de las redes sociales.

Pide ayuda. Puedes buscar apoyo profesional cuando identifiques sobrecarga del trabajo de cuidado y asistencia. A veces la sobrecarga puede generar situaciones de maltrato a las personas adultas mayores. Puedes necesitar apoyo para mantener las recomendaciones compartidas arriba. Puedes ver algunas opciones de atención psicológica en el siguiente enlace: https://bit.ly/3CbXOhR 

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.


Fuente de consulta: