hero-header

En este informativo conocerás algunas acciones que puedes implementar en casa para fomentar la igualdad de responsabilidades.

Dentro del hogar, las actividades y responsabilidades deben ser divididas de manera igualitaria entre quienes integran la familia y es necesario que las asignaciones estén basadas en el respeto y compromiso.

A continuación, puedes encontrar algunas estrategias que puedes practicar:

  • Practicar la corresponsabilidad en el hogar: las tareas domésticas deben repartirse de manera equilibrada y las responsabilidades familiares de organización, cuidado, educación y afecto de las personas dependientes dentro del hogar, para distribuir de manera justa tiempos de vida de mujeres y hombres.
  • Identificar necesidades y tareas: puedes tomar nota de cada una de las acciones que se deben realizar en el hogar de manera diaria, semanal y mensual, como cocinar, barrer, trapear, sacar la basura, lavar platos, y otros. Al determinar cada una se puede asignar las responsabilidades de ellas.
  • Elabora un calendario: se deben establecer momentos para que cada integrante del hogar pueda cumplir con las tareas asignadas. Tanto niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres deben participar para poder brindar sus opiniones. Se deben dividir las responsabilidades según los tiempos disponibles y las edades de manera equitativa, evitando estereotipos de género.
  • Compartir en pareja responsabilidades de cuidado: tanto hombres y mujeres tienen la capacidad de desarrollar actividades domésticas y de cuidado, las actividades laborales no deben excluir a nadie de cumplir con ellas.
  • Cada persona debe hacerse cargo de sus responsabilidades individuales: así como existen las responsabilidades compartidas como ir de compras al supermercado, hay algunas individuales como el aseo de la habitación, lavar la ropa propia, entre otras. Se debe procurar cumplir con esos compromisos.
  • Abordar el tema de las responsabilidades para fomentar valores: la asignación y cumplimiento de actividades implica el aprendizaje de valores como el compromiso, respeto, apoyo e independencia. Además, se debe evitar que esas tareas se perciban como castigo. Se debe supervisar y apoyar a niños, niñas y adolescentes de acuerdo con la etapa de desarrollo y explicar la finalidad.
  • Estar atentos a los pequeños detalles: reconoce las cualidades y las preferencias, sean chicos o chicas; evita los prejuicios y el lenguaje sexista. Trata de romper estereotipos, para que luego esas conductas no sean normalizadas y reduzcan la posibilidad de repetir los patrones.

Las responsabilidades compartidas en casa pueden favorecer la percepción del hogar como un lugar seguro y digno para cada persona que le integra.

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: