hero-header

En este informativo encontrarás información sobre cómo mejorar la relación entre hermanos y hermanas desde la perspectiva de mamá y papá, y también desde el enfoque de la adultez si tú quieres fortalecer el vínculo con tu hermano o hermana.

¿Qué puedes hacer como madre y padre de familia?

Generalmente la relación entre hermanos y hermanas se construye en la niñez y se ve influenciada por el trato de sus padres y madres mientras están creciendo. Por este motivo, a continuación, te compartimos algunas estrategias que puedes tomar en cuenta como cuidador/a para fomentar una buena relación entre tus hijos/as:

Evita comparar: solo fomenta la rivalidad y una relación basada en “quién es el/la mejor”. Identifica y reconoce las habilidades de cada uno. Ten cuidado con hacer comentarios que coloque en ventaja o desventaja a uno de tus hijos o hijas.

Dedícales el mismo tiempo: aunque uno/a de tus hijos o hijas sea más pequeño o tenga alguna discapacidad, es importante que les prestes atención por igual.

Fomenta la colaboración: la colaboración y el trabajo en equipo son dos habilidades fundamentales en la vida de los adultos. Es importante que los niños y niñas desde pequeños se sientan útiles, valorados y queridos. Al realizar actividades en conjunto se sentirán parte importante de la familia y contribuirá a que puedan comunicarse y trabajar mejor como hermanos/as.

Juega en familia: el juego es útil para que los niños y niñas aprendan, colaboren y se diviertan. Simplemente con una pelota o unas cartas, puede bastar para pasar un buen rato. Otra opción es ir al parque con tus hijos e hijas. El objetivo es que como hermanos/as convivan y aprendan a través del juego.

Establece normas de convivencia: pueden ayudar a evitar conflictos y a establecer buenas relaciones. Por ejemplo, puedes elaborar un listado que esté visible para todos de: saludo siempre al llegar, tareas del hogar, recoger mis juguetes, hacer los deberes, respetar a mi mamá y papá, compartir los juguetes con mis hermanos y hermanas, pedir las cosas por favor y dar las gracias.

Ten momentos de compartir experiencias: aunque cada integrante de la familia tendrá sus horarios y sus actividades, encontrar un momento al día para compartir las experiencias del día, hablar y comunicarse, puede ser positivo para crear una buena relación entre hermanos y hermanas.

Escucha activamente: como padre o madre, eres el modelo de tus hijos e hijas. Evita interrumpirlos cuando estén explicando algo, deja que terminen de hablar y escucha hasta el final.

Involucra al niño o niña en el proceso de tener un nuevo hermano o nueva hermana: puedes contarle los cambios que van a ocurrir para que se sienta partícipe. Escucha sus preguntas y responde con sinceridad. El hermano o hermana mayor también puede colaborar en la realización de las tareas que necesite el recién nacido, en función de su edad.

¿Qué puedes hacer para mejorar tu relación con tu hermano o hermana?

  • Identifica la responsabilidad del problema: el primer paso para mejorar la relación es tener un momento para analizar de manera honesta si el trato distante o problemático que existe entre ustedes es fruto del mal comportamiento del otro o si ambas partes tienen culpa.
  • Reconoce los errores del pasado: es necesario modificar el modo en el que interpretas esos recuerdos sobre cosas que pasaron hace mucho tiempo. Puedes expresarlo abiertamente y hacer ver parte de la responsabilidad de tu hermano o hermana en cómo te hizo sentir. También es importante que asumas cómo hiciste sentir tu hermano o hermana.
  • Da el primer paso para mejorar la relación: hay que dejar de lado la mentalidad que tú tienes la razón o que eres mejor, y dar el primer paso para sugerir formas para mejorar el vínculo. Deja de lado los prejuicios y brinda el beneficio de la duda ante las intenciones de tu hermano/a.
  • Comprométete a contribuir en la mejora de relación:si tú identificas que le hiciste daño a tu hermano/a o ya te hiciste responsable de ello, cumple con tu promesa de cambiar tus comportamientos para mantener una relación cordial.
  • Si los conflictos también involucran a otros miembros en la familia, puedes leer algunas recomendaciones en el siguiente enlace: https://bit.ly/3VTryYK 
  • Busca ayuda profesional:si consideras que necesitas apoyo para reparar tu relación fraternal, tienes la opción de buscar atención psicológica. En el siguiente enlace podrás encontrar información de algunas organizaciones que brindan apoyo psicológico: https://bit.ly/3CbXOhR

Para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224 o en nuestra página de Facebook o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

 

Fuentes de consulta