En este artículo encontrarás información sobre cómo podría afectar el divorcio a los niños y niñas y qué acciones puedes tomar en cuenta para abordar este tema con ellos/as.

Probablemente consideres que el tema del divorcio solo te compete a ti y a tu pareja, y que hablar al respecto con tus hijas e hijos sea demasiado difícil para ellos. Sin embargo, es un tema que debe ser abordado con los niños y niñas porque esto traerá muchos cambios y es importante ayudarles a entender la nueva realidad a la que se van a enfrentar antes de iniciar esa nueva etapa sin su mamá o papá en casa.

Es posible que tu hija/o tenga sospechas que están por separarse, sobre todo si se encuentra en la pubertad o en la adolescencia. Para los más pequeños puede que sea un poco más complejo de percibir, pero no significa que no haya notado algo diferente en el trato entre mamá y papá. Para otras niñas y otros niños es posible que esta noticia sea una sorpresa desagradable.

Independientemente del caso, hablar con claridad, sencillez y con detalles, tomando en cuenta la edad de los niños y niñas, les ayudará a enfrentar las emociones que surjan en el momento y después del divorcio, y así mismo evitar que se formen falsas expectativas que mamá y papá van a resolver el problema y volver a estar juntos.

¿Cómo puedes hablar del tema?

Lo más recomendable es que juntos puedan explicarles que van a separarse en un tono calmado sin atacarse al momento de hablar del tema. Podría ser de la siguiente manera: "Hemos decidido que ya no podemos vivir juntos y que ya no podemos seguir casados. No fue fácil decidir esto, pero fue lo mejor. No tiene absolutamente nada que ver con ustedes, ambos les amamos. Esto es algo que los dos decidimos".

Puedes enfatizar los siguientes puntos

  • Mamá y papá estarán más felices separados.
  • Tendrán dos hogares donde serán bienvenidos/as y amados/as.
  • El divorcio no cambiará en ningún momento el amor que sienten por sus hijas e hijos.

Al terminar de explicar la situación, es importante dejar un espacio para responder a las preguntas que tengan los/as niños/as. Puede que surjan algunas preguntas difíciles o silencios incómodos. Puedes hablar con honestidad y decir que no sabes, pero que tratarás de encontrarle respuesta, si de verdad no sabes cómo responderla. Algunas de las preguntas para las que puedes prepararte, son las siguientes:

  • ¿Fue mi culpa?
  • ¿Podría haber hecho algo para que siguieran juntos?
  • ¿Qué va a pasar? ¿Volverán a estar juntos si prometo portarme bien?
  • ¿Me seguirán queriendo aunque no vivan conmigo?
  • ¿Cuándo podré verlos?
  • ¿Tengo que irme de la casa?
  • ¿Voy a cambiar de escuela?

¿Cómo puedes apoyar a tu hija e hijo luego del divorcio?

  • Evita hablar en un tono negativo sobre tu expareja.
  • No mandes mensajes o recados con tu hijo/a para tu expareja.
  • Prepara y mantén rutinas porque esto facilita el proceso de adaptación en momentos de cambios.
  • Mantén una buena comunicación con tu expareja.
  • Ponte de acuerdo con tu expareja para que el estilo de disciplina sea consistente y que no varíen mucho entre los dos hogares.

Si consideras que la separación podría estar impactando demasiado o está afectando el comportamiento de tus hijos e hijas, podría ser una opción buscar atención psicológica, puedes encontrar algunas opciones a continuación:

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224 , Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuente de consulta:

Salek. E. C, Ginsburg. K. R. (2015). Building Resilience in Children and Teens: Giving Kids Roots and Wings, 3rd Edition. Estados Unidos.