hero-header

En este informativo encontrarás información relacionada a qué se entiende por maltrato infantil, cómo identificarlo y cuáles son sus tipos.

El maltrato infantil implica dañar a un niño o niña de forma psicológica, emocional, sexual y/o físicamente, pudiendo afectar su desarrollo. En algunos tipos de maltrato infantil, los niños y las niñas pueden no saber que son víctimas de ello. Normalmente la mayoría de las personas suele relacionar el abuso infantil con el maltrato físico.

Un niño o una niña que está pasando por maltrato se sentirá culpable y confundido, porque no entenderá lo que le está pasando. Además, suelen tener dificultades para hablar de lo que ocurre puesto que los maltratadores pueden ser las propias madres, los padres, un familiar o un amigo.

Acá te compartimos algunas de las señales que pueden indicar que un niño a niña está pasando por maltrato infantil en general:

  • Aislamiento. No quiere salir de su cuarto o de la casa, ya no quiere jugar o socializar con sus amigos.
  • Cambios en la conducta. Dejó de hacer lo que le gustaba o se enoja con facilidad.
  • Bajo rendimiento escolar. Puede que el niño o niña no quiera ir a clase (sobre todo si el foco del maltrato está en la escuela) y que su aprendizaje y calificaciones académicas se vean afectadas.
  • Falta de confianza en sí mismo.
  • Robar dinero o alimentos. Son signos de que un niño o niña puede estar desatendido.
  • Intentos de huir de casa, sobre todo si es el lugar donde se produce el maltrato.
  • Intentos de suicidio. En ocasiones extremas el niño o niña puede intentar atentar contra su propia vida.
  • Hacerse pipí o pupú en la cama, cuando ya controlaba sus esfínteres.
  • No querer irse a dormir.

Abuso físico

Se considera maltrato físico cuando se golpea o daña intencionadamente a un niño/a. Principalmente el maltrato a menores físico suele ser a través de las siguientes acciones:

  • Ojos morados, moratones, mordeduras o quemaduras.
  • Lesiones que siguen un patrón (por ejemplo, más de una quemadura o ronchas en la mano).
  • Protestar o llorar cuando es el momento de ir a un lugar en particular, ya sea en casa o en la escuela, u otro lugar donde pueda ocurrir el abuso infantil.
  • Signos de miedo ante el maltratador/a.
  • Estar siempre atento/a, como si esperara que algo desagradable va a suceder.
  • No tolera el contacto físico.
  • Usar ropa inapropiada, por ejemplo, ir con mangas largas en verano, para poder cubrir lesiones.

Abuso emocional

Ocurre cuando se usan las palabras y un cierto tipo de actitud de menosprecio, humillación para dañar psicológicamente a los menores. Por ejemplo, intimidación, mencionar que no hace nada bien, llamarlo por apodos desagradables, gritarle, manipular, etc. Algunas señales de alerta pueden ser:

  • Llora con frecuencia.
  • Problemas de autoestima; no se acepta tal y como es.
  • Tiene miedos intensos o ansiedad.

Abuso sexual

Se define como cualquier acto que obligue o incite a los niños y las niñas a participar en actividades sexuales. Ante estos tipos de violencia infantil, el niño/a suele no entender aquello que está pasando. Este tipo de maltrato infantil puede incluir tocar sus partes privadas, obligarle a ver mientras está teniendo conductas sexuales, obligarle a tocar las partes privadas de un adulto, etc. Algunas señales de alerta pueden ser:

  • Mostrar comportamiento sexual que es extraño o inapropiado para su edad.
  • Apartarse de sus amigos y de otras personas.
  • Tiene miedo de ir a cierto lugar o de ver a alguien.
  • Tiene muchas pesadillas o se hace pipí en la cama.
  • Cambios de humor o de apetito repentino.
  • Dificultad para caminar o sentarse.

Negligencia

Uno de los tipos de maltrato infantil que más puede pasar desapercibido es la negligencia. Esto ocurre cuando los responsables de los niños y las niñas no satisfacen sus necesidades físicas y psicológicas básicas, como, por ejemplo, no darles de comer, comprarles ropa o elementos que son importantes para subsistir y para sus cuidados. Algunas señales de alerta pueden ser:

  • Tiene la ropa, la piel o el cabello sin lavar.
  • Usar la misma ropa todo el tiempo o vestirse constantemente de manera inadecuada para la época del año.
  • Faltar a la escuela con frecuencia.

Si identificas algunas de estas señales o conoces algún caso relacionado a lo descrito anteriormente, puedes contactarte con las autoridades respectivas para denuncias u orientación. En los siguientes enlaces te compartimos algunas opciones:

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: