hero-header

En este informativo conocerás información que puedes tomar en cuenta cuando una mujer adulta o una adolescente te comente que está viviendo o ha vivido violencia sexual.

Hay tres puntos claves que debes de tomar en cuenta: observar, escuchar y vincular opciones de servicios. A continuación te describimos cada uno de estos:

¿Qué puedes hacer?

1. Observa:

  • Pregunta a la sobreviviente si se siente cómoda de hablar en ese lugar o llévala a un sitio más privado.
  • Identifica y pregúntale si podrías apoyarla con una necesidad básica inmediata: salud, alimentación, vestuario, etc. Bríndale tu apoyo en caso de estar a tu alcance.
  • Proporciona apoyo práctico como agua, pañuelo y un lugar donde sentarse.
  • Toma en cuenta que es muy importante el respeto, seguridad, confidencialidad y no discriminar a la persona que es sobreviviente de violencia sexual.

2. Escucha:

  • Puedes escuchar su historia y creerle, sin preguntar detalles de lo sucedido.
  • Mantén la calma ante lo que la sobreviviente te cuente, a pesar de que la historia sea muy fuerte.
  • Reafírmale que lo que sucedió no fue culpa de ella.
  • Deja que la persona se exprese, procura escuchar atentamente, no hablar demasiado ni interrumpir cuando ella se esté expresando.

3. Vincula:

  • Apoya en identificar opciones o redes de apoyo que puedan ser de utilidad para ella.
  • Menciónale a la sobreviviente que no es obligación que tome decisiones en ese momento, que puede hacerlo cuando se sienta preparada.
  • Si ella lo desea, ofrécete a acompañarla a recibir atención o brinda el apoyo que ella te solicita, siempre y cuando te sientas cómoda y con confianza en hacerlo.
  • Solicita su permiso antes de ponerla en comunicación con alguien más o para realizar cualquier acción.
  • Recuerda que es derecho de las sobrevivientes tomar sus propias decisiones, a pesar de que no estés de acuerdo con eso.
  • Finaliza la conversación de manera comprensiva.

¿Qué no hacer cuando alguien te comparte su historia?

  • No hacer prejuicios de la situación, ni culparla de lo sucedido.
  • No debes decirle cómo podría haber evitado lo que sucedió, eso no fue su culpa.
  • No escribas lo que te está comentando, ni grabes la conversación.
  • No debes comparar su historia con la de alguien más.
  • No digas que la situación no es tan importante, lo que interesa es como se siente la sobreviviente.
  • No brindes falsas promesas de lo que puedes hacer.
  • No ofrezcas tu opinión o consejo de qué debe hacer, únicamente podrías mencionar opciones pero es ella quien debe de decidir.
  • No discrimines a la sobreviviente por su edad, sexo, orientación sexual, identidad sexual, expresión de género, religión, discapacidad, lugar de residencia, nivel escolar, etc.
  • No debes intentar mediar o conciliar la situación ni buscar a una tercera persona para que lo haga, esto podría poner en mayor riesgo a la sobreviviente.
  • Evita contar a otras personas lo sucedido, a menos que ella te lo pida.
  • No debes presionar para que hable con la policía u otra entidad.
  • Aunque lo que te cuente te cause molestia, no debes decirle que amenazarás o le harás daño a la persona que la lastimó, esto podría generarle angustia.
  • No obligues a la persona a que tome una decisión.
  • Evitar seguir contactando a la sobreviviente, si ella ya no desea comunicarse contigo.
  • Si no sabes qué hacer en estos casos, no te sientas culpable, puedes buscar información que te oriente más en estos temas.

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: