hero-header

En este informativo conocerás los protocolos de acción de la policía en detenciones y tus derechos ante una situación de este tipo.

Para que un ciudadano pueda ser detenido, la policía debe seguir los protocolos de actuación y deben justificar y explicar los motivos de la intervención. La detención se realiza bajo los siguientes supuestos:

1- Cuando existe una orden judicial.

2- Cuando existe un delito que se está cometiendo en el momento, conocido como delito de flagrancia.

En cualquiera de estos casos, la policía tiene que identificarse, decirle a la persona el motivo del arresto, y leerle sus derechos; asimismo respetar su dignidad humana.

Derechos ante una detención

Por su parte, es importante que los/as ciudadanos/as conozcan sus derechos ante una detención, se detallan a continuación:

  • Ser informado/a de las razones de su privación de libertad.
  • No declarar: tiene derecho a guardar silencio y no puede ser obligado a declarar.
  • Que se le informe a un abogado/a.
  • Comunicarse con su familia, incluyendo la llamada telefónica.
  • Ser puesto/a en disposición de la autoridad más cercana.
  • No ser tratado/a como culpable: que no se le considere culpable ni se le trate como tal mientras no haya respuesta de una sentencia firme.
  • No ser sometido/a a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Si la autoridad no cumple con alguno de estos derechos, el juez o la jueza competente podrá, de oficio o a petición del defensor del detenido, llevar a cabo la audiencia con la finalidad que se adopten las medidas necesarias que permitan ejercer estos derechos.

¿Cuándo una detención es ilegal y qué hacer?

La detención es ilegal cuando no cumple con los requisitos que se establecen para llevarla a cabo basada en los supuestos antes mencionados, incluye cuando la autoridad te golpea sin razón, no te da causas de detención o si simplemente te lleva sin ninguna explicación. En estos casos tú o una persona en tu nombre puede presentar el siguiente recurso:

  • Habeas Corpus o Exhibición Personal: constituye el mecanismo de protección que una persona puede hacer frente a una autoridad judicial o administrativa, e incluso un particular, cuando su derecho fundamental de libertad física sea objeto de una restricción ilegal o arbitraria. Se presenta ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de justicia o ante las Cámaras de Segunda Instancia si residen fuera de San Salvador.

Si en casos como estos tú o tu familia no saben qué hacer, pueden acercarse a instituciones que trabajan por la defensa de casos de detenciones ilegales, incluyendo el acompañamiento al grupo familiar, entre ellas están las siguientes:

  • Asociación Azul originario: brindan orientación jurídica en casos de violaciones de derechos, incluyendo a los relacionados a detenciones ilegales, puedes comunicarte al 2246-2020. 
  • Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD): puedes llamar a los números 7744-3127, 7587-8481 y 7744-8591. 

También, puedes ponerte en contacto con instituciones que trabajan en la protección y defensa de derechos humanos, como:

  • Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH): puedes realizar denuncias o recibir orientación marcando al 2520-4300, 2520-4331 o escribe al correo denuncias@pddh.gob.sv 
  • Servicio Social Pasionista (SSPAS): Puedes contactar mediante el teléfono 7446-9513.
  • Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA): para conocer más sobre la atención que brindan puedes ingresar a http://www.uca.edu.sv/idhuca/ o llama al 2210-6600 extensión 435, 436, 517.

Nota: si quieres más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224. También puedes comunicarte por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

______________________________________________________________

Fuentes de consulta: