Inseguridad alimentaria - desarrollo en la niñez.png

En este informativo te compartimos el efecto que tiene la inseguridad alimentaria en el desarrollo de niños y niñas.

Según estadísticas del Programa Mundial de Alimentos (PMA), para agosto del 2020, aproximadamente 380,000 salvadoreños no pudieron comprar suficiente comida. De acuerdo con expertos, no tener acceso a una alimentación nutritiva en las primeras etapas de la vida, puede afectar el desarrollo cerebral. Esto tendría consecuencias en su aprendizaje, motricidad, niveles de energía y motivación.

Específicamente podría causar algunas enfermedades que afectarían el desarrollo físico y psicológico. Algunas de ellas podrían ser:

Debilidad muscular, técnicamente conocida como hipotonía. Los músculos se vuelven flácidos y contraídos, aunque se encuentre en reposo. Generalmente, es consecuencia de una mala alimentación. Aparece por la falta de proteínas de origen animal en la dieta, por ejemplo: carnes blancas y rojas, queso, leche, huevos, quesos, entre otros.

Talla y peso fuera de los percentiles. Tener una mala nutrición afecta el crecimiento y el peso. Puede llevar al padecimiento de diabetes, enfermedades renales, cardiopatías, deformación de los huesos, entre otras enfermedades crónicas. Suele pasar cuando no se incluyen comidas que nutren y son cruciales para su desarrollo integral, por ejemplo: frutas, verduras, legumbres, carnes rojas y blancas, leche, etc.

Infecciones en la piel. Se pueden desarrollar hongos, manchas o alergias por falta de nutrientes. Una mala alimentación hace que el sistema inmunológico se debilite y que el cuerpo esté más propenso a ataque de infecciones.

Anemia. Puede aparecer cuando no se consumen alimentos que tiene hierro, ya que es un mineral que transporta el oxígeno por todo el cuerpo, y es el responsable de la producción de glóbulos rojos. Este componente está presente en menús que incluye carnes rojas, brócoli, espinaca, legumbres y algunas semillas.

Caries. Es un síntoma de la inseguridad alimentaria porque no se consumen los nutrientes esenciales. Además, se está ingiriendo exceso de azúcar o alimentos procesados, mayormente carbohidratos. Algunas frutas que pueden contribuir en la prevención son las manzanas, peras, duraznos; también influyen los lácteos, huevos, el pescado y consumo de verduras.

Fatiga y cansancio. Cuando un o una menor de edad no tiene en su dieta suficientes lácteos, verduras, cereales, frutas, huevos, es muy posible que se sienta cansancio, fatiga y mucho sueño durante el día. Esto tendría como consecuencia que tenga problemas en su desempeño en la escuela, en la adquisición de nuevas habilidades.

Problemas de concentración. Relacionado con varios de los puntos mencionados, si no se tienen nutrientes como el hierro, el cerebro sería uno de los órganos más afectados. Depende de nutrientes para funcionar adecuadamente. Si no es nutrido correctamente, el niño o la niña tendrá problemas para concentrarse en sus clases o en otras actividades necesarias para su desarrollo.

Información relacionada:

  • Si quieres informarte qué es la inseguridad alimentaria y cuáles son sus implicaciones, puedes ingresar al siguiente informativo: https://bit.ly/4bwduwf 
  • Si quieres leer sobre cómo tener una alimentación sana y económica, puedes ingresar al siguiente enlace: https://bit.ly/46nUDA7 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: