enfermedades neuromusculares.png

En este informativo conocerás algunas enfermedades neuromusculares y a qué entidad acudir para recibir más orientación. 

Se entiende como enfermedades neuromusculares al conjunto de más de 150 padecimientos neurológicos progresivos. En su mayoría son genéticos y su principal característica es que se va perdiendo la fuerza muscular. 

Este tipo de enfermedades son crónicas y neurodegenerativas. Causan discapacidad y pérdida de independencia. Las personas que tengan este tipo de condición necesitarían de ayuda permanente para desenvolverse en su día a día. 

Puede aparecer en cualquier fase de la vida, pero ocurre en un 50% en la niñez. Todavía no hay tratamientos efectivos ni cura.

¿Cuáles son las enfermedades neuromusculares más conocidas?

Atrofia Muscular Espinal (AME). Es provocada por la degeneración y fallecimientos de neuronas motoras alfa. Precisamente las que están en la asta anterior de la médula espinal y en el núcleo del tallo cerebral. Perderlas da debilidad y atrofia muscular. Se clasifica en cuatro tipos según edad de inicio y gravedad de síntomas: 

  1. AME tipo 1 Werding-Hoffman. Es la más grave, aparece en los primeros meses de vida. Los niños y las niñas que la padecen tienen dificultades para respirar, tragar y moverse. La mayoría no pueden sentarse y tampoco sobreviven. 
  2. AME tipo 2. Empieza en la infancia temprana o tardía. Pueden llegar a sentarse, pero presentan debilidad muscular. 
  3. AME tipo 3 Kugelberg-Welander. Inicia en la infancia tardía o en la adolescencia. Los y las pacientes desarrollan debilidad muscular progresiva.
  4. AME tipo 4. Comienza en la edad adulta. Es muy rara, tiene como síntomas debilidad y atrofia muscular en las extremidades inferiores (piernas). 

Enfermedades Desmielinizantes. Es una afección que daña la vaina de mielina que recubre las fibras nerviosas del cerebro, nervios ópticos y médula espinal. Cuando sucede esto, los impulsos de los nervios disminuyen o se detienen y generan problemas neurológicos. Un ejemplo es la Esclerosis Múltiple (EM). 

Esclerosis Lateral Amiotrófica. Es un problema neurológico que mata o degenera de manera progresiva las células nerviosas de la médula espinal y del cerebro. No afecta el funcionamiento de la mente ni los sentidos, pero sí de los músculos y nervios. Entre sus síntomas están: 

  • Espasmos y calambres, especialmente en manos y pies. 
  • Fatiga persistente. 
  • Falta de coordinación. 
  • Períodos de risa y llanto incontrolable.   
  • Parálisis
  • Hablar más lento. 
  • Dificultad para respirar y tragar conforme va avanzando la enfermedad. 

Miastenia Gravis. Es un trastorno que desencadena debilidad en los músculos voluntarios, pero no afecta a músculos involuntarios, por ejemplo: los del corazón. Perjudica mayormente los músculos de la cara, los ojos, la garganta, el cuello, las piernas y los brazos. Debido a dificultades de comunicación entre nervios y músculos. Entre sus síntomas están: 

  • Cambios en el tono de voz (puede ser muy suave o nasal). 
  • Cambios en expresión facial. 
  • Problemas para comer, tragar y hablar. 
  • Visión doble. 
  • Caída de uno o ambos párpados. 

Si necesitas más información o recibir orientación sobre este tipo de afecciones, puedes contactar a la siguiente organización: 

Asociación Salvadoreña pro-Enfermedades Neuromusculares (ASENM). Tiene como objetivo capacitar a profesionales de salud y facilitar información a familiares y amigos de pacientes. 

Información de contacto: 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m. 

Fuentes de consulta: