mitos sobre la donación de sangre.png

 

En el siguiente informativo podrás identificar algunos mitos y realidades sobre el proceso de donación de sangre y aspectos generales que puedes considerar antes de realizarlo. 

Mitos sobre la donación de sangre

La donación de sangre es un proceso que usualmente no se hace debido a la desinformación, ideas preconcebidas o rumores relacionados al proceso. Acá te compartimos algunos de estos:

“Si tienes tatuajes no puedes donar”

Es falso. Sí se puede donar, sólo es necesario que haya pasado al menos 1 año desde que se realizó. También ocurre con los piercings y perforaciones o personas que hayan efectuado acupuntura. También aplica en personas que han pasado por accidentes en donde las heridas hayan estado expuestas a secreciones o contacto con más sangre. 

"No puedo donar porque tomo medicación"

En la mayoría de los casos la medicación no es un impedimento. Por lo general, tomar analgésicos, antiinflamatorios, antihistamínico, tratamientos hormonales, ansiolíticos o medicamentos para la tensión no imposibilitan la donación. Sin embargo, se recomienda mencionar sobre esto antes del procedimiento. 

"No puedo donar si estoy en mi periodo menstrual"

Esta afirmación no es cierta. Si la persona donante se encuentra estable, puede donar sin ningún problema. 

“No puedo donar porque es doloroso”

El umbral de dolor que puede haber en el proceso varía de cada persona. Sin embargo, el material con el que se hace la extracción está hecho para causar el menor daño. 

“Donar sangre te deja débil” 

Falso, en algunas personas puede causar cansancio, sin embargo, esto se recupera guardando reposo o evitando realizar actividades de fuerza en ese día. El organismo recupera el volumen de sangre 24 horas después del procedimiento. 

“Después de una intervención quirúrgica no se puede donar

Cierto, las personas que han pasado por procedimientos quirúrgicos no pueden donar de forma inmediata. Es necesario esperar aproximadamente 6 meses para poder hacerlo. 

“Debo asistir en ayunas para donar”

Es afirmación es falsa, las personas que desean donar pueden ingerir alimentos sólidos sin ninguna restricción. Se recomienda que esta comida sea saludable y se eviten grasas o lácteos antes de donar. 

“Donar sangre engorda”

Donar sangra no engorda o adelgaza, ni tampoco es bueno o malo para la salud. Donar sangre es un acto de solidaridad y a su vez, puede ser útil para efectuarse un chequeo de rutina. 

Más información de apoyo

  • Ingresa al siguiente enlace para conocer acerca de la importancia de la donación de sangre y sobre los bancos de sangre donde puedes donar: https://bit.ly/3YT8T1z 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta