Alzheimer.png

En este informativo te compartimos algunas estrategias de apoyo para cuidar a personas adultas mayores con Alzheimer. 

El Alzheimer implica perder gradualmente las funciones cognitivas. Lo que afectaría procesos indispensables para desenvolverse en la vida cotidiana, como: la memoria, aprendizaje, atención y autocontrol. Puede ser una enfermedad muy complicada para la persona que la tiene, pero también para quienes se convierten en sus cuidadores. Por esto te compartimos algunas recomendaciones generales que podrías considerar.

Organiza la casa. Puedes hacerlo gradualmente conforme vaya avanzando la enfermedad. Por ejemplo:

  • Quita adornos de vidrio o que sean pesados fáciles de agarrar.
  • También evita colocar alfombras o dejar cables expuestos en el suelo con los que podría tropezarse. Asegúrate que las puertas puedan cerrarse con seguro.
  • Mantén lejos objetos demasiado pequeños a la vista, ya que pueden ser fáciles de tragar.

Solo ten en mente no hacer cambios demasiado bruscos en el lugar adonde vaya a dormir el/la adulto/a mayor, porque podría ser demasiado abrumador. 

Mantén una rutina. Esto puede darle estructura al día a día y prevenir crisis de estrés tanto en la persona que cuida como en quien tiene el problema de Alzheimer. Por ejemplo, tener definido un horario para bañarse, vestirse y comer a la misma hora todos los días. Puedes incluir actividades que la persona disfruta. 

Haz recordatorios visibles. Puedes crear un sistema que ayude a saber si deben tomar medicamentos con regularidad, o para que recuerde el nombre objetos que son de uso diario. Puedes ocupar una pequeña pizarra o colocar carteles en sitios fáciles de ver. 

Mantén ropa floja y cómoda en su ropero.  El objetivo es que sea fácil de usar, por ejemplo: prendas de vestir con elástico en la cintura, brasieres de tela o camisas con zíperes, en lugar de botones o hebillas. Esto evitaría que emplee motricidad fina. Es decir, movimientos muy rebuscados con sus dedos, ya que es una habilidad que puede perderse con el tiempo. Puede generar crisis de ansiedad si la persona nota que ya no puede hacer ese tipo de actividad. 

Apóyale cuando te lo pida o necesite. En las primeras fases de la enfermedad aún puede cuidarse por sí mismo/a. Ofrecerle ayuda podría hacerle sentir emocionalmente incapaz. Es importante preguntarle antes cómo podrías apoyarle. Permite que la persona mantenga el control de su vida como sea posible.

¿Qué puedes hacer ante cambios de conducta y comunicación?

  • Guarda la calma. 
  • No te tomes personal sus comportamientos agresivos o hirientes. Recuerda que forman parte de la enfermedad. 
  • Si se encuentra en una crisis, habla con calma y escucha sus preocupaciones hasta que finalice.
  • Si tiene problemas para comunicar algo, intenta distraerle con alguna actividad. 
  • Dile en tono calmado quién eres si no te reconoce. 
  • Evita invadir su espacio personal o privacidad. 
  • No le lleves la contraria si insiste que está en otra época o menciona algo que no es acorde a la realidad. 
  • Quita o cubre los espejos cuando él o ella crea que tiene otra edad. 
  • Evita el ruido en exceso. 
  • Respeta los gustos de la persona. 

Información relacionada: 

  • Si quieres leer sobre los cuidados de la salud mental en personas adultas mayores, puedes ingresar al siguiente enlace: https://bit.ly/3P49FWf 
  • También puedes informarte sobre medidas de autocuidado para cuidadores y personas con discapacidad, al dar clic en el siguiente enlace: https://bit.ly/45i5uM0 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: