En este informativo te compartimos algunas estrategias para reforzar la autoestima de los niños y las niñas, y por qué es importante hacerlo. 

La autoestima es la percepción que tiene una persona de su propio valor. Es un concepto que se moldea desde la niñez y que influye en la manera de pensar, sentir y actuar. Alguien que tenga una autoestima sana, probablemente se sienta con la suficiente confianza para afrontar retos o desarrollar nuevas habilidades. Por el contrario, si alguien crece con adultos/as que le hacen sentir que no puede valerse por sí mismo/a o que noten sus errores constantemente, puede llegar a sentir inseguridad o creer que no podrá lograr algo. 

Los cuidadores o responsables juegan un papel crucial en la construcción de la autoestima. La interacción con ellos/as sentarían las bases de lo que piensen de ellos/as mismos/as. 

¿Qué puedes hacer para fortalecer la autoestima de niños y niñas?

Apoya en el aprendizaje de nuevas habilidades. Puedes hacerlo desde que son bebés en el desarrollo de habilidades que son importantes para la independencia, como, por ejemplo, cuando empiezan a sentarse, gatear, balbucear, caminar, etc. Puedes abrazarle, mostrarte feliz o decir palabras reafirmantes como: muy bien, lo hiciste. De esta forma estarías asociando ese logro como algo positivo. 

Hazle saber que estarás ahí para ayudarle. Si en el proceso de aprender algo el niño o la niña tiene una duda o se equivoca, exprésale que estarás ahí para apoyarle si lo considera necesario. Incluso aunque aún no pueda expresarse verbalmente, quédate a su lado, en caso de que requiera de tu orientación. 

Enfócate en los logros en lugar de los errores. Puede que sientas la tentación de enfocarte más en los errores para que mejore, pero ten en mente que la satisfacción de haber logrado algo le brindará la confianza para intentar cosas nuevas. Por ejemplo, si ha dibujado algo nuevo y te lo muestra, menciónale lo que más te guste del dibujo, puede ser el color o el tamaño. Mientras más específico/a seas, es mucho más creíble y mejor para los niños/as. 

Enseña que los errores y fracasos son oportunidades para mejorar. Probablemente, tome muchos intentos para que el niño o la niña desarrolle ciertas habilidades. Enséñale que no está mal equivocarse y guíale en qué aspectos podrían mejorar. Por ejemplo, si está aprendiendo a servirse leche, evita regañarle si se le cae la leche fuera del plato. Mejor muéstrale a modo de ejemplo, cómo puede tomar el bote de leche y servirse para evitar que la derrame de nuevo, y deja que vuelva a intentarlo. 

Evita sobreproteger. Relacionado con el punto anterior, puede que en tu intento de proteger no quieras que el niño o la niña se enfrente a las emociones desagradables que lleva fracasar o que quieras acompañarle en todo para evitar peligros. Esto solo generaría inseguridades, ya que no se sentirían capaces de desenvolverse cuando tengan que hacer algo solos/as. Es fundamental para su autoconfianza poder equivocarse y enfrentarse a retos. Si quieres leer más sobre las implicaciones de la sobre protección, puedes dar clic en el siguiente enlace: https://bit.ly/3n8vmJC 

Valida lo que siente. Háblale que no hay emociones buenas ni malas, que cada una tiene su función y que es necesario sentirlas. Puedes leer un poco sobre la expresión y vivencia de emociones en el siguiente enlace: https://bit.ly/3B4SLz0 

Evita compararle con sus hermanos/as o con otros niños/as de su misma edad. Cada niño o niña va a su propio ritmo y crece bajo diferentes circunstancias. Por tanto, compararle sería injusto y le haría creer que no es suficiente y tener problemas de autoestima. 

Cuida el ejemplo que das. El aprendizaje durante la niñez se da en gran parte a través de la observación de quienes están a su alrededor. Tus acciones y palabras van a tener mucho peso en cómo se verán a sí mismos/as. Por ejemplo, si te muestras indiferente y pasas mucho tiempo usando tu teléfono y no prestas atenciones a lo que tiene que decirte, estarás enviando el mensaje que lo está contándote no es importante. 

¿Cómo puedes detectar que un niño o una niña tiene problemas de autoestima?

  • Hace críticas duras hacia su trabajo. Por ejemplo: mi dibujo quedó feo, es que yo fui tonto/a, no puedo, mi compañero es mejor. 
  • Piensa más en los fracasos que han tenido. 
  • Se muestra con tristeza profunda o miedo luego de equivocarse. 
  • Evitan hacer algo porque creen que no lo harán bien.
  • Dudan de que puedan hacer las cosas bien.

Información relacionada: 

  • Si quieres leer sobre la importancia del apego en la infancia, puedes ingresar al siguiente enlace: https://bit.ly/3LHOLKD 
  • Puedes leer más sobre cómo tener una autoestima sana en la adultez en el siguiente enlace: https://bit.ly/3H5MV4l 
  • También puedes leer sobre qué es el amor propio en el siguiente enlace: https://bit.ly/3oPBSFj 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224 , Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: