Mitos sobre el tabaquismo.png

 

En marco del Día Mundial Sin Tabaco encontrarás algunos mitos relacionados con el uso de este y estrategias de apoyo para dejar su consumo.

Día Mundial Sin Tabaco

La Asamblea Mundial de la Salud propuso el Día Mundial Sin Tabaco, como una iniciativa para generar conciencia sobre los efectos letales que trae su consumo. Esta práctica, con los años, se ha convertido en la principal causa de múltiples enfermedades.

¿Cuáles son los riesgos de consumir tabaco?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo del tabaco se encuentra fuertemente vinculado con enfermedades, invalidez y muerte prematura. Por otro lado, la International Agency for Research on Cancer (IARC) en su informe "World Cancer Report 2020" demostró que su consumo es la principal causa de muertes por cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares.

Entre las enfermedades relacionadas con el tabaco se encuentran:

  • Bronquitis crónica
  • Cáncer de pulmón
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad coronaria (angina o infarto de miocardio)
  • Accidentes cerebrovasculares (trombosis, hemorragias o embolias)
  • Úlcera gastrointestinal
  • Gastritis crónica
  • En las mujeres, aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis
  • En hombres, disminuye el lívido sexual

Mitos relacionados con el consumo de tabaco

Debido a que el consumo del tabaco se ha convertido en una de las prácticas más comunes y legales, este ha traído consigo algunos mitos como:

  • “Fumar un cigarrillo, relaja y alivia el estrés”

El tabaco no tiene propiedades relajantes, puesto que es un estimulante. La aparente sensación de “alivio” que se siente al fumar un cigarrillo se debe a la supresión de los síntomas de abstinencia producidos por la falta de nicotina en el cerebro.

  • “Fumar es solo un mal hábito o vicio”

La nicotina es catalogada como una droga muy adictiva, tan adictiva como la heroína o la cocaína. Fumar no es un hábito o un vicio, sino una adicción. El consumo de tabaco está catalogado como enfermedad.

  • “Los cigarrillos ‘light’ son menos dañinos que los comunes”

No se ha determinado ninguna diferencia significativa ente las personas que consumen cigarrillos light en comparación de quienes consumen cigarrillos regulares. Aunque los cigarrillos que contienen menos nicotina son menos nocivos, se suelen fumar en mayor cantidad para conseguir la misma concentración de nicotina en sangre, con lo cual se anulan sus ventajas.

  • “Yo no dependo del tabaco, puedo dejar de fumar cuando quiera”

La dependencia del tabaco es difícil de cortar. Para dejar de fumar se debe tener mucha conciencia de esto, así como en otras adicciones, las personas pueden entrar en un estado de abstinencia que debe ser acompañado por una red de apoyo multidisciplinaria.

  • Si se deja de fumar, se engorda siempre.

Fumar puede conllevar a un gasto calórico y al dejarlo puede producirse un aumento de peso debido a la ansiedad por el síndrome de abstinencia. Esto puede conllevar a adquirir otros comportamientos como comer entre horas para manejar estas sensaciones. Sin embargo, si este proceso es acompañado por una alimentación adecuada y ejercicio de forma regular, los síntomas se reducen y trae consigo una mejora en el gusto y el olfato al dejar de fumar.

¿Qué hacer si deseo dejar de consumirlo?

Entre algunas de las estrategias de apoyo que pueden ser útiles al momento de tomar la decisión de dejar de consumir tabaco están:

  • Plantea un objetivo, ten en cuenta la fecha en la que dejarás de fumar por completo. Días antes de esta fecha puedes ir reduciendo el consumo de cigarrillos por día. Recuerda que no existe un nivel o cantidad “segura” de consumo.
  • Haz una lista de razones por las cuales deseas dejar el tabaco. En esta lista se recomienda incluir beneficios a corto y largo plazo.
  • Identifica los momentos en que te sientes más propenso o propensa a fumar, por ejemplo: ¿tiendo a fumar cuando me siento estresado/a?, ¿hago esto solo cuando salgo con ciertos amigos/as que también fuman?, ¿esto ocurre cuándo tomo café o alcohol?, ¿hago esto inmediatamente después de una comida?
  • Comunica la noticia a las personas de tu alrededor como amigos/as, familia, compañeros/as del trabajo. Informar sobre esto también anticipa a las personas para conocer sobre el proceso que puede conllevar dejar esta adicción y así conformar una red de apoyo.
  • Intenta limpiar todo lo que pueda tener el olor al humo del cigarrillo como ropa o muebles.
  • Infórmate sobre los posibles síntomas o signos que puede traer consigo la abstinencia como por ejemplo: los antojos, el mal humor, dificultades para dormir o concentrarse, sensaciones de ansiedad, entre otras. Puedes leer más al respecto en la siguiente “Guía para dejar de fumar” propuesta por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades: http://bit.ly/3zR4aSp 

Información de apoyo

  • Puedes ingresar al siguiente enlace para identificar sobre lugares que brindan atención de forma integral ante afectaciones por consumo de alcohol, tabaco y drogas ilícitas https://bit.ly/3IsllPC 
  • Ante las sensaciones de ansiedad que puede provocar el proceso de evitar consumir tabaco de nuevo, pueden ser de apoyo algunos ejercicios de respiración, puedes encontrar algunos de estos en el siguiente enlace: https://bit.ly/3V94HI1 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta