Sobrepensar.png

En este informativo te compartimos qué se entiende por sobre pensar (conocido como overthinking), cuáles son sus señales y qué recomendaciones puedes considerar para disminuir este problema.

Es comprensible evaluar las ventajas y desventajas de alguna situación específica, o pensar en las actividades que tienes planeadas hacer a corto y largo plazo. Sin embargo, se vuelve un problema de overthinking cuando evalúas demasiado una idea al punto de desgastarte emocional y mentalmente.

Es probable que esto esté relacionado con la manera en que tu familia interactuó contigo cuando estabas pequeño/a; si era demasiado exigente o crítica. O también puede que sea un síntoma de algún problema de salud mental. Independientemente de cuál sea la causa, podría afectar tu bienestar emocional y físico.

¿Qué podría generarte?

  • Problemas de insomnio por tener demasiada actividad mental.
  • Ataques de pánico.
  • Tristeza o desesperanza.
  • Aislamiento.
  • Baja autoestima.
  • Desmotivación.
  • Tensión muscular.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Sentimientos de culpa y vergüenza.
  • Ser demasiado duro/a contigo mismo/a.

¿Qué puedes hacer para disminuir este problema?

  • Practica ejercicios de relajación. Si tienes mucha ansiedad por el exceso de ideas, haz ejercicios de respiración para calmarte, solo así podrás tener claridad más adelante. En el siguiente enlace puedes ver algunos ejemplos de ejercicios de relajación: https://bit.ly/3V94HI1 
  • No te obligues a dejar de pensar. Esto puede provocar el efecto contrario y que sigas en lo mismo. Por ejemplo, si alguien te dijera “no pienses en el elefante azul”, no podrías evitar imaginarlo.
  • Posterga el pensamiento. Para dejar de vivir dentro de tu cabeza, puedes buscar un estímulo externo que te ayude a desconectarte mentalmente y anclarte al presente. Por ejemplo: puedes levantarte y hacer algo cotidiano, como ir por un vaso de agua.
  • Mantente ocupado/a. Relacionado con el punto anterior, mantenerte con la mente enfocada en responsabilidades y actividades que sean de tu agrado, puede ayudarte a salir del círculo vicioso. Por ejemplo: luego de trabajar, salir a caminar; dibujar, tejer, etc.
  • Identifica las palabras o frases negativas que más usas internamente. Puedes escribirlas en un papel o documento virtual. Al materializar las palabras o frases negativas podrás parar, una vez caigas en cuenta que estás utilizándolas.
  • Cambia tu narrativa interna. Luego de identificar esas frases, puedes intentar reestructurar la forma en que generalmente piensas. Puedes decirte: “no es verdad”, “no es así”, y reemplazar los pensamientos negativos e intrusivos por frases realistas. Por ejemplo: “no hago nada bien” por “el lunes pasado fui capaz de enviar un reporte a tiempo en el trabajo”. Puedes ver más de este tipo de ejercicios en el siguiente enlace: https://bit.ly/3Hryt6U 
  • Suelta. El overthinking es una medida desesperada de controlar todas tus acciones. Si repasas mucho lo que pasó, recuerda que eso ya sucedió y no se puede cambiar. De igual forma, si analizas demasiado lo que podría pasar, tampoco es algo que puedas controlar. Solo tienes control sobre lo que puedes hacer en estos momentos, en el presente.
  • Busca ayuda profesional. Si consideras que ya está afectando tu vida diaria, puedes optar por buscar atención psicológica. En el siguiente enlace te compartimos algunas opciones gratuitas de apoyo psicológico: https://bit.ly/3CbXOhR 

Información relacionada:

  • Si quieres conocer más sobre las emociones y cómo expresarlas, puedes ingresar al siguiente enlace: https://bit.ly/3B4SLz0 
  • Para identificar algunas estrategias que pueden ser de ayuda para la expresión emocional, puedes dar clic en el siguiente enlace: https://bit.ly/3Ek8NXJ 

Nota: si deseas recibir apoyo psicosocial u orientación sobre diferentes opciones de servicios en el país identificados en Cuéntanos, puedes escribirnos por WhatsApp https://wa.me/50377874224, Facebook Messenger o Instagram, todos los días de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: